viernes, 20 de enero de 2012

La musulmana es moderada en su forma de beber y comer

 



La musulmana resiste constantemente para que su cuerpo esté sano, fuerte y enérgico, lejos de la obesidad y del ablandamiento de los músculos.

Para lograr este objetivo, ella se abstiene de comer con avidez o exceso, y debe contentarse de consumir lo que le permite mantener un buen estado de salud, la energía y la aptitud física de su cuerpo.

Siguiendo este régimen, ella aplica las normas del Islam que recomienda moderación en la comida y la bebida.

Allah Azawjel dijo:

"..... y comed y bebed, pero no os excedáis.
Es cierto que Él no ama a los que se exceden. "
Sura 7 v.31.

El Mensajero de Allah sws dijo:

"El peor recipiente que el hombre puede llenar es su estómago.
Sin embargo, si siente la necesidad de hacerlo, que destine un tercio para la comida, un tercio para el agua y un tercio para su respiración. "


Reportado por At Tirmidhi en Al Jami 'as-Sahih.


Se ha informado sobre el mismo tema por Umar ibn al Jattab que dijo:

" ¡ Tened cuidado de llenar el estómago comiendo o bebiendo!
Esto corrompe el cuerpo, causa enfermedades y comporta la pereza en el cumplimiento de la oración.
Procurar comer y beber con moderación, esto es beneficioso para el cuerpo y lejos del exceso.
Ciertamente, Allah no ama al obeso barrigón ya que el hombre no cae en la perdición sino cuando se ocupa de sus deseos en detrimento de su religión. "


Es evidente que un musulman se abstiene de consumir cualquier producto narcótico ilícito.

Sin embargo para mantener mejor su buena salud, se evita incluso acostumbrarse a los exitantes.

También se evita una gran cantidad de malos hábitos propias de sociedades no musulmanas que lamentablemente, han invadido nuestra sociedad, incluyendo las noches en vela insignificantes que algunos ocupan con la distracción y los pasatiempos.

Ella se va a dormir temprano para levantarse temprano y comenzar sus actividades diarias.

Adoptando este régimen sano y natural, ella se sentirá siempre llena de energía, fuerza y ​​vitalidad.

Realizará sus obligaciones y tareas domésticas con espontaneidad y eficacia, porque ningún mal hábito habrá agotado su fuerza o disminuido su energía.

Ella sabe que el Profeta afirmó que un creyente fuerte es mejor y más amado por Allah que un creyente débil, de ahí su perseverancia para seguir un estilo de vida saludable.



Transcripción del capítulo 2 del libro "La personalidad de la musulmana" de al Hashimi. por Umm Maryam wa Abdullah.

copiado de naturelletoutsimplement.eklablog.com

Dr. Mohammed Ali Al-Hashimi

http://3ilm.char3i.over-blog.com/article-la-musulmane-est-moderee-dans-son-boire-et-son-manger-95930018.html
Traducido del francés al castellano por Um Amina para el foro www.islamentrehermanas.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Blogger Templates