martes, 24 de diciembre de 2013

Consejo a las mujeres musulmanas que no llevan velo





Consejo a las musulmanas que no llevan el velo
Sheikh al Fawzan
Interlocutor:
Mientras se propaga la llamada al embellecimiento de la mujer, al abandono de su hiyab (velo) y de su pudor, ¿puede usted  dar un consejo al conjunto de las mujeres para que preserven su hiyab legislado?
Y ¿cuáles con las caracteríticas del verdadero hiyab legislado?

Sheikh:
El hiyab legislado es mencionado en el Quran y en la Sunnah, los sabios lo han aclarado en sus escritos, en sus artículos. A la mujer musulmana no le hace falta sino leer.
Que lea el Quran, que lea los libros de tafsir (exegesis), y ahadiz del Profeta (صلى الله عليه و سلم) acerca del hiyab.
Que lea los escritos de los sabios referente al hiyab y la ocultación (de la belleza) de la mujer.
Le incumbe leer.
Hoy en día también existen audios,  audios referentes al hiyab y referentes a la vestimenta de la mujer.
¡Las pruebas (acerca del hiyab) se han establecido! no hay excusas. Todo está aclarado y puesto en evidencia. Que la mujer musulmana tema a Allah, que se vista con el hiyab y que abandone el embellecimiento.
Porque ella es creyente, y desea entrar en el Paraíso. Ella no debe volverse hacia las que descubren sus encantos, las mujeres libertinas, las incrédulas o las mujeres impúdicas.
Que no se vuelva hacia estas. Sino más bien que se vuelva hacia las mujeres creyentes, hacia las esposas de profeta  صلى الله عليه و سلم hacia las sahabiyat (mujeres de la época del profeta), hacia las mujeres de los creyentes.
Que se adorne con esta alta moralidad, con este hiyab que la cubre, con este pudor, con esta nobleza.
Ella debe tomar ejemplo de las mujeres buenas, piadosas, creyentes.
Que no se vuelva hacia las mujeres impúdicas y desvergonzadas, o hacia aquellas que llaman al desvío y al mal. A los que inducen a abandonar el hiyab y a adoptar el embellecimiento.
Que no se vuelva hacia sus relinchos y ladridos, ya que ellos son como perros, ¡esto es el ladrido de los perros!
No te vuelvas hacia sus ladridos y no les escuches, no leas lo que ellos escriben, salvo si al leerles o escucharles tiene como objetivo responderles y desvelar sus intrigas entonces no hay mal en ello.
Pero que la mujer escuche o lea mientras no domina el argumento y no sabe responderles, entonces no se le permite esto, ya que prodría ser influenciada.


http://www.youtube.com/watch?v=AU3PswoV4fU
Traducido del francés al castellano por Umm Amina


0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Blogger Templates