sábado, 11 de enero de 2014

Exageración en las salidas de la mujer




La exageración en las salidas de la mujer  
Sheikh Al Uzaymin
Pregunta:
Algunos hermanos opinan que no conviene que la mujer acuda al mercado con su mahram (marido, padre, hijos, hermano...) sea cual sea la situación, aún si no hubiera ninguna tentación e incluso si la  mujer tuviera cierta piedad y rectitud.
Ella puede sin embargo ver hombres y sufrir un perjuicio de parte de alguno de ellos
Así que de su salida resultará grandes males.
¿Cuáles son las condiciones religiosas para que la mujer pueda salir de su casa, acompañada de un mahram o no, para una necesidad?
Solicito una aclaración para mi y mis hermanos sobre este punto.

Sheikh:
No hay duda que es mejor que la mujer permanzeca en su casa, esto aleja más de la tentación y del mal.
Ninguno de nosotros ignora cuales son las grandes tentaciones que resultan del hecho de que las mujeres acudan al mercado, tentaciones para ellas, y también provocadas por ellas.
Si es posible para ella no salir, esto es lo que se pide.
Pero si ella se ve obligada a salir, que lo haga como ha dicho el Profeta صلى الله عليه و سلم: Sin exponer ninguna parte de su cuerpo, que debe estar oculto y sin perfumarse.
Pero ella no debe salir sino por una necesidad:
Para comprar una cosa que su tutor no puede comprar solo,  porque las mercancías difieren y ella desea algo específico.
Aunque me parezca que este caso es fácil de resolver: El tutor puede comprar la mercancía que ella le indique y que diga al vendedor que él debe enseñarsela a la esposa, ya le convenga o la devuelva, esto es posible.
Mi opinión sobre este caso es que la mujer se quede en su casa, en cualquier situación y que no salga sino por una necesidad.
Y si ella sale por necesidad, que no se ponga perfume ni exponga las partes de su cuerpo que deben estar ocultas.
En cuanto a que uno de sus mahram la acompañe, no hay duda de que esto es mejor y prioritario
pero no es obligatorio en tanto que no se trate de un viaje.
Es triste constatar que algunas personas llevan a sus esposas al costurero o comerciante, mientras ellos se quedan en el coche y son sus mujeres las que van a hablar con los hombres y esto puede inducir a tentaciones.
El hombre debe tener autoridad, ser celoso de su esposa y no hacer esto.
Si de verdad fuera necesario, que se ponga a su lado y que ella hable con el  vendedor, o que él hable con su esposa y se lo transmita al vendedor.


https://www.youtube.com/watch?v=1hG_PVW7zBc
Traducido del francés al castellano por Umm Amina

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Blogger Templates